Pronunciamiento

Ante los recientes hechos en que se han visto involucrados dos miembros de la Corte Suprema de Justicia de la República, mediante los cuales se cuestiona su conducta como magistrados y debilitan nuevamente la imagen del Poder Judicial, deseamos expresar lo siguiente:

Primero: El vocal José Antonio Silva Vallejo, Presidente de la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema, ha admitido recientemente ante los medios de comunicación haber hecho una visita al Presidente Alejandro Toledo, no obstante estar en trámite en dicha sala un recurso de queja sobre el juicio de paternidad en el que éste es parte. La admisión de esta conducta implicaría que este vocal habría faltado a sus deberes como magistrado y a su obligación de imparcialidad, que es garantía de una correcta administración de justicia, lo que merece una pronta investigación del Consejo Nacional de la Magistratura.

Segundo: El Dr. Oscar Alfaro, actual Presidente del Poder Judicial, así como el antes mencionado vocal Silva Vallejo han cobrado importantes sumas de dinero por presuntos haberes devengados por el período comprendido entre los años 1997 y el 2000. 

Tercerro: Es lamentable que se haya priorizado estas remuneraciones cuando se mantienen impagos por años los derechos sociales de los magistrados y trabajadores cesantes de todas las instancias del Poder Judicial. Ello merece también una profunda investigación de la Contraloría General de la República.

Confiamos en que estos hechos sean debidamente aclarados ante la opinión pública, en aras de mantener la dignidad y credibilidad de la magistratura.

Lima, 17 de octubre de 2002.