Pronunciamiento

En atención a los requerimientos laborales que vienen exigiendo los trabajadores del Poder Judicial, deseamos expresar lo siguiente:
Primero: Que, es un derecho fundamental de toda persona el goce de condiciones de trabajo equitativas y satisfactorias, esto es, se le proporcione al trabajador una remuneración justa por su trabajo, sin distinciones de ninguna especie, posibilitando digna existencia para ellos y sus familias, acorde con lo dispuesto por nuestra Carta Magna y, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Segundo: Que, en consecuencia, es necesario que se uniformice no sólo el sistema salarial, sino también el sistema laboral al que están sujetos los trabajadores.

Tercero: Que, en este orden de ideas, coincidimos con el criterio de los trabajadores, en que debe otorgarse un presupuesto acorde con las necesidades del Poder Judicial, esto es otorgarle el 3% ; que contribuirá a que se cumpla con el derecho de los trabajadores, y a consolidar la independencia y autonomía de este Poder del Estado.

Lima, 21 de noviembre de 2002